El regalo de Laura

Space for questions related to the Dyverso solvers (Dy-SPH, Dy-PBD)

Posts: 2
Joined: Mon Mar 19, 2018 10:50 am
PostPosted: Mon Mar 19, 2018 11:16 am
Laura recibira el mejor regalo de su vida.

Laura caminaba lentamente, con cada paso sentía su corazón latir fuertemente y su respiración se hacia cada vez mas profunda.

Con cada paso sus pezones duros rozaban la suave y tersa tela de la capa que la cubría completamente, tenia una gran capucha que cubría su rostro, no le preocupaba que la reconocieran pues tenia un antifaz lo suficientemente grande para que nadie la pudiera identificar.

Todo lo que tenia puesto hacía que caminara con dificultad, sentía que el pecho le iba a estallar, tenia las manos frías, y el resto de su cuerpo sudaba bajo la suave capa, su estado de indefensión le asustaba pues la perspectiva de no saber que le esperaba, de lo que podrían hacerle la hacía dudar de haber aceptado esa propuesta aquella noche, no sabia si había sido una buena idea, pero ya no podía echarse para atrás y a pesar de todo eso se excitaba de solo pensar en su atrevimiento.

Esa noche comenzó cuando fue llevada a una iluminada calle en un famoso sector de rumba en la ciudad, entraron por una disimulada puerta que se abría ante un oscuro corredor, al final, una puerta, que conducía a una pequeña habitación vacía que tenia los muros en penumbra.

Su novio beso su cuello y sintió un escalofrió recorriendo su espalda y mientras ella sentía ese beso con los ojos cerrados, el coloco una venda sobre sus ojos.

Instantes después escucho pasos en la habitación y sintió como unas manos femeninas la acariciaban sobre la ropa y lentamente la desvestía, esas manos la rozaban delicadamente y ella se estremecía al suave contacto con su piel.

Sintió miedo, pero esas manos no tocaron mas de lo necesario para desvestirla, primero quitaron su chaqueta, desabotonaron su blusa blanca semitransparente, luego desabotonaron la larga falda y bajaron el cierre, dejándola caer hasta que la falda estuvo en el piso, la ropa interior fue hábilmente retirada, primero cortaron las tiras de su sostén y sus pechos turgentes quedaron al aire, luego las tiras de su brasilera fueron desanudadas y una mano jalo desde atrás la brasilera rozando los hinchados labios de su vagína, lo cual le arranco un pequeño y casi inaudible gemido de placer.

Solo sus zapatos de tacón alto y las medias veladas de malla que llegaban hasta la mitad de sus muslos se mantuvieron en su lugar.

Cuando estuvo desnudada fue suavemente empujada contra una superficie acolchada, levantaron sus manos y las ataron a una argolla con unas suaves cuerdas, sintió miedo cuando su cuerpo fue elevado y empujado hacia atrás, la superficie se inclino hasta quedar casi horizontal y sus piernas fueron suavemente levantadas y abiertas hasta que se sostuvieron sobre un par de soportes a los cuales fueron atados sus tobillos, sabia que era una camilla de las que usaban en los consultorios ginecológicos, nunca se habría imaginado que estar en una de estas fuera tan placentero.

Se sorprendió descubrirse atada a algo así pues no la vio cuando entro en la habitación y el miedo la invadió de nuevo intentando imaginar que mas habría en aquella habitación.

Su pubis estaba expuesto y mientras su vientre hormigueaba de miedo y excitación pensando en lo que le esperaba, sin previo aviso sintió como esas manos acariciaban su vulva y delicadamente lo rasuraba. Mientras la rasuraban no pudo evitar excitarse, su espalda se arqueo y su pubis se elevo un poco y fue correspondida con un suave movimiento de dedos entre sus labios, lo que la excito mas, era la primera vez que otra mujer la tocaba así de esa manera, paso la lengua por sus labios y durante un instante sintió pena descubriendo esos placeres que siempre había considerado prohibidos.

Cuando terminaron de depilarla sintió agua tibia corriendo por su entrepierna, el agua tocaba todo su sexo mientras la limpiaban y secaban delicadamente.

Liberaron sus tobillos y le quitaron sus zapatos, sintió que le ponían otros también de tacón alto, pero en estos sintió algo extraño, tenían algo frió que atravesaba sus medias y sintió que desde ellos nacía una cinta subía rodeando sus piernas hasta casi llegar a las rodillas.

Laura fue liberada y puesta de pie, pero sus manos continuaban estando atadas sobre su cabeza, entonces sintió cuero, cuero que rodeaba su abdomen y su vientre por debajo de sus senos hasta casi llegar hasta su sexo desnudo, el cuero se aferro a su cintura y se cerro sobre esta mientras unas cintas en su espalda apretaban hasta dejarla casi sin respiración, supo que era un corsé y sintió como este reducía su cintura hasta casi parecer irreal. Luego sintió un collar de cuero muy rígido que le obligo a levantar un poco la cabeza y mantenerla erguida, noto que del collar colgaban una argolla entre sus senos, sentía el frió metal de la argolla y ese frió le provoco una pequeño estremecimiento que recorrió toda su espalda.

Para entonces ya sus pezones estaban duros y turgentes por la excitación, y no pudo reprimir un pequeño grito que fue más de sorpresa que de dolor, cuando colocaron una argolla que apresaba cada uno de sus pezones.

Se dio cuenta que las argollas estaban unidas a un par de finas cadenas que subían por sus senos y pasaban por la argolla que colgaba de su cuello tirando un poco de sus pezones.

Escucho un sonido metálico y sintió como una fría cadena tocaba su piel, y supo que los zapatos tenían un par de argollas de las cuales estaban siendo atados sus tobillos dejando apenas libertad para caminar, la cadena subía hasta su cintura y se dividía en dos para atar sus manos en las cuales pusieron una par de gruesas manillas de cuero con argollas, la cadena subía rozando su vientre y por entre sus senos hasta llegar a la argolla que colgaba de su collar, luego de la misma argolla ataron una nueva cadena que caía hasta el piso rozando sus senos De un tirón fue obligada a doblarse hasta que sus manos tocaron el piso, y antes de que pudiera reaccionar, ataron sus manos a algo que estaba en el piso, pero cuando intento arrodillarse le impidieron doblar sus piernas, manteniendo su trasero levantado. No sintió dolor pues era bastante elástica y tampoco sintió dolor cuando abrieron sus piernas forzando a que se abriera su trasero y su vulva recién rasurada hasta quedar completamente expuestos.

Una mano empezó a acariciar su trasero, sabia que su trasero se veía espectacular digno de una mujer con rasgos de negra.

La mano lentamente bajo por entre su trasero y empezó acariciar su suave y tierno coño que ya empezaba a mojarse y arrastrando los jugos de su coño entre los dedos, empezó acariciar su ano, ella intento evitarlo pero en esa posición nada podía hacer y por su atrevimiento recibió un par de nalgadas, el mensaje fue claro, cada vez que opusiera resistencia seria castigada, así que intento relajarse y evitar mas golpes. Un dedo penetro suavemente en su ano y empezó a moverse ágilmente, a medida que seguía moviéndose el placer empezó a poseerla y luego otra mano empezó a acariciar su coño que ya estaba muy mojado y sabiéndose penetrada por ambos orificios empezó a jadear de placer sabia que si se portaba bien, tal vez le permitirían tener un orgasmo, así que ella se mordió la lengua y deseo silenciosamente que continuara, pero los dedos se retiraron y ella suplico mentalmente que continuaran pero no sucedió.

videos porno
rubias
viejas follando
gordas
asiaticas
videochat porno
lesbianas
putas
follar
muy zorras
petardas
pollas grandes
sexo gratis
jovencitas
maduras
culos
tetas grandes
cam4
culonas
tetonas
pornotube
culioneros
brunoymaria
fakings
babosas
puritanas
cumlouder
brazzers
videos eroticos
videos hentai
porno gay
anal
interracial
despedidas de solteras
xvideos
redtube
xnxx
youporn
pornhub
xhamster
beeg
youjizz
fuq
actrices porno
muy cerdas
torbe
orgias
guarras
cachondas
madres follando
chicas desnudas
coños
travestis
porno español
juegos porno
relatos porno
comics porno
videos incesto
fotos xxx
castings porno

En cambio sintió como unas esferas se abrían paso por su coño y su ano, era bolitas unidas entre si por una cuerda, en su vagina entraban unas mas grandes, eran tres, cuando estuvieron completamente adentro sintió como en su ano empujaban una a una, seis pequeñas esferas, fueron empujadas hasta que todas se alojaron en el colon, ella sabia que eran, ya antes había jugado con ellas y sabia muy bien el placer que producían cuando las retiraban, sintió la fina cuerda que unía una argolla a las esferas rozando entre sus piernas, así que espero pacientemente a que las jalaran y retiraran las bolas pero tampoco sucedió lo que ella deseaba.

Escucho voces, escucho pasos acercarse hacia ella, sintió una mano femenina acariciando sus nalgas, y un par de ágiles dedos abrieron los labios de su vagina y apresando con ellos su clítoris lo sujetaron con una joya, ella sabia perfectamente que era, tenia una de esas joyas para lucir en su vagina, era un clip que apretaba suavemente su clítoris rodeando los labios de su vagina y de el pendían un par de cortos hilos de perlas de colores, intento imaginarse como se veía, lo cual la excito mas pues secretamente se sabia exhibicionista y gustaba de lucir esas joyas en privado.

Fue desatada, y puesta de pie y de la cadena atada a su collar, sintió un tirón que la obligo a caminar de manera extraña debido a los objetos que llevaba dentro de su vagina y su ano, era incomodo caminar así, pero a pesar de ello, no podía evitar sentir la excitación y el placer que producían eso objetos dentro de ella.

Escucho un suave susurro, que le decía que estaba casi lista, tenía un corsé, un collar, brazaletes y zapatos de tacón alto, su pubis estaba desnudo, rasurado y suave, sus pezones estaban suavemente torturados por las argollas, tenia, una joya en su clítoris y varias esferas que la hacían estremecerse a cada paso. Casi lista?, ¿Que mas faltaba?, ¿Lista para que? Sintió una capa la cubría, lo cual ha pesar de su exhibicionismo la tranquilizaba un poco, pues se sentía un tanto incomoda sin saber quien estaría mirándola, la capa fue sujetada por un cierre de velcro sobre el collar, le quitaron la venda, pero no puedo ver casi nada, todo era oscuridad, ahí estaba su novio, lo reconoció pero tenia un gran antifaz, cubría todo su rostro, su ropa era distinta, el le puso un antifaz también a ella, era hermoso y cubría casi todo su rostro, su frente y sus mejillas y tomando la cadena que colgaba de su cuello la condujo hasta un angosto corredor que tenia muy poca luz.

El empezó a caminar delante de Laura y la jalo de la cadena, así que a ella no le quedo mas remedio que empezar a caminar con pequeños pasos pues las cadenas y las bolas le impedían caminar cómodamente. Ella sintió una mirada y en un rincón del corredor descubrió una sombra femenina, era bonita, delgada de rasgos finos, llevaba el cabello recogido y traía un traje pegado al cuerpo que dejaba ver una delgada cintura y una generosa cadera y busto, desapareció rápidamente al final del corredor, mientras ella caminaba en la otra dirección, supo entonces que ella era quien había proporcionado esos prohibidos placeres y deseo secretamente volver a verla.

Al final del corredor bajaron unos peldaños, atravesaron una puerta y al cruzarla se encontraron en una esquina de un establecimiento, era amplio, tenia mesas y sillas mullidas y confortables por todas partes, había recodos, columnas y cubículos iluminados tenuemente, nunca había estado en un sitio así, pero sabia perfectamente donde se encontraba, sintió pena y se negó a avanzar, no podría soportar la humillación, nunca se imagino que esa noche de esclavitud fuera exhibida en publico, pero recibió un fuerte tirón de la cadena y sin darse cuenta ya todas las miradas estaban en ellos, noto que algunas personas estaban semidesnudas, veía parejas besándose, y de repente se dio cuenta que todas eran mujeres.

Cuando ya hubo recorrido todo el lugar, la llevo hasta una pequeña tarima se encontraba en el centro del lugar que estaba muy bien iluminada, pero justo antes de que ella subiera, fue obligada a arrodillarse en el piso, la capa fue levantada dejando ver su fantástico trasero y por entre sus piernas se veía la joya que deliciosamente apretaba su clítoris, y las cuerdas que emergían de su ano y su vagína, al final de ellas se mecían los pequeños anillos que se usaban para retirar las esferas, fue obligada a gatear rodeando la tarima y cuando hubo dado la vuelta tres veces, fue llevada sobre la tarima, el hizo que gateara por el borde de la tarima y luego fue puesta de pie y sorpresivamente y sin que pudiera reaccionar, la capa fue arrancada de un tirón, dejándola completamente desnuda y a la vista de todas esas mujeres que empezaron a gritar y vitorear.

Su cuerpo desnudo quedo a la vista de todos, ella era una mujer negra, de estatura media con un bonito cuerpo, su trasero y sus piernas se veían esbeltas y bien formadas por la posición que la hacia adoptar los zapatos, tenia una pequeña cintura que se había esforzado en obtener con gran esfuerzo y ejercicio y que se reducía aun mas por el corsé y sus caderas anchas combinaban muy bien con su cuerpo, sus senos redondos y firmes se levantaban con la tensión de la cadena y las argollas que aprisionaba sus pezones, por alguna extraña razón, la pena desapareció, eran perfectas desconocidas que además no verían su rostro, secretamente disfrutaba su exhibicionismo, su pareja ya varias veces la había fotografiado logrando imágenes explícitamente pornográficas y ella disfrutaba mucho esas sesiones por mas que luego cuando veía las imágenes se apenaba y se ruborizaba, lo hacia con gran placer pues se excitaba de saberse observada por su pareja. Había estado mucho tiempo pensando en hacer el amor en público pero nunca se había atrevido.

Aquella noche empezó con la promesa de disfrutar un fantástico show, pero ya iba entendiendo que el show seria ella, escucho la voz de su novio y pero no escuchaba sus palabras, disfrutaba ese tono teatral y sublime exponiendo lo que el llamaba su único ejemplar, el mas exquisito y dulce que hubiera probado alguna vez y que en su generosidad el compartiría con aquella mujer que supiera dar el valor apropiado a la mercancía, entonces despertó como de un trance y casi entro en shock, eso no era un show, era una SUBASTA! El la miro y ella supo que detrás de la mascara se escondía una expresión picara y perversa, pues el sabia que ella nunca había estado con una mujer y que la idea le disgustaba, hasta ese momento ella solo había imaginado que la fantasía de su novio de tener sexo en publico se haría realidad, sabia que esta noche no podría negarse a nada y ahora ya no tenia ni idea que podría pasar.

La sorprendió aun mas que inmediatamente empezaron a oírse voces ofreciendo sumas de dinero que rápidamente empezaron a crecer, se sentía orgullosa, se sabia mercancía valiosa por el valor que ofrecían, pero la idea igual la aterraba, de repente escuchó una voz que triplicaba la ultima oferta y entonces todo el lugar quedo en silencio, e inmediatamente se escucho un sonoro aplauso. De una esquina se acercaron dos mujeres, ambas muy elegantes, pero una de ellas lucia un tanto varonil y la otra era una mujer joven y bella que vestía muy femenina, se lleno de sorpresa cuando se dio cuenta que había sido subastada a una pareja, escucho susurros mientras finalizaban la negociación y entonces su pareja explico al publico las condiciones del contrato.

Ella seria su posesión sexual durante esa noche y dentro de ese establecimiento y en ese mismo lugar, todo lo que sucediera sería público a lo cual se escucharon grandes aplausos y vivas.

Según el acuerdo ellas podrían hacer con ella lo que quisieran sin provocarle dolor o heridas, el pánico se apodero de ella y busco desesperadamente la mirada de su novio, pero no pudo articular palabra, una cosa era que en privado una mujer la acariciara suavemente mientras era desvestida y depilada lo cual ya antes había sucedido por accidente, pero otra cosa era que dos mujeres la poseyeran y dominaran en publico.

Las luces se hicieron mas intensas en el centro del lugar y tenues en la periferia, ella ya no pudo ver mas allá de la tarima, solo veía oscuridad hacia los lados, la luz caía directamente de encima de su cabeza, ella seria el show central, intento llamar a su pareja y pedir ayuda, pero solo estaban esas dos mujeres, así que no pudo mas que resignarse.

Las mujeres se acercaron a ella, caminaron a su alrededor observándola detalladamente , y una de ella tomo la cadena, la obligo a ponerse a gatas y a avanzar fuera de la tarima hacia las mesas, fue llevada hacia una de las mujeres que estaban en el lugar y le ordenaron que le levantara la falda, ella lo hizo con sus manos y descubrió que no había ropa interior, su cabeza fue empujada hasta que su boca se poso sobre la vulva de esa mujer pero Laura se resistió a lo cual sintió un tirón de la cadena apremiándola a hacerlo, sabia que solo podría demorar lo inevitable, así que se resigno y empezó a lamer tímidamente con su lengua, para su sorpresa esta mujer olía delicioso, los labios de su vagína estaban impregnados de aceite con un dulce sabor de coco, así que de la repulsión paso al placer, mientras movía hábilmente la lengua por los labios y el clítoris, la mujer empezó a jadear de placer hasta que exploto en un sonoro grito de placer.

Le acariciaron la cabeza y la felicitaron por su trabajo, le dijeron que como buena perrita seria recompensada por el placer dado.

Fue llevada gateando de nuevo hasta la tarima y en ella la chica que llevaba vestido se lo quito hasta la cintura y su busto quedo expuesto, ella acaricio los senos apretando las argollas que apretaban los pezones de Laura y ávidamente empezó a besarlos mientras la otra mujer apretaba su trasero y mordía su cuello, Laura ya estaba de rodillas disfrutando los besos en su cuello y su espalda, disfrutaba de las manos en su trasero y de la lengua en sus senos, tenia sus ojos cerrados con la cabeza levantada, sus fosas nasales estaban hinchadas de placer y su boca entreabierta estaba húmeda, apenas podía respirar cuando sin aviso sintió un torrente de placer pues al mismo tiempo sintió como la esferas de su vagína y su ano eran retiradas a gran velocidad, perdió el equilibrio y lanzo un fuerte grito de placer, casi se desmaya, pero fue sostenida y la mujer que estaba detrás empezó a acariciar el coño de Laura que ya estaba muy mojado y arrastrando los jugos con su manos mojo su ano y empezó a meter el dedo lentamente, Laura se asusto y quiso impedirlo pero entre las dos la dominaron fácilmente y la inmovilizaron, y mientras una jugaba con su culo, la otra la besaba en la boca y buscaba su lengua, las manos de esta apretaba la cintura y metía su mano entre su coño, ellas sabían muy bien como hacerlo y sentían gran placer, mientras una besaba y metía ya no uno sino varios dedos en su culo, sentía dolor pero este poco a poco se olvidaba entre tanto placer, besaban y chupaban su senos, la apretaban toda y sentía como varios dedos entraban ya en su coño y su culo al mismo tiempo proporcionándole una combinación de placer que ella nunca había imaginado.

Entonces sintió una lengua en su coño, trato de mirar y encontró los ojos grandes y dominantes de aquella mujer se veía varonil, por un instante creyó que era su novio que le sonreía, cuando volvió su cabeza tenia un pubis frente a ella y sin ningún esfuerzo llevaron su cabeza para que lo lamiera, lo cual ella hizo con avidez, ella había mojado su cuca con algo dulce que a Laura le supo delicioso y sin que Laura lo notara, lentamente la iban acomodando, su espalda estaba arqueada mientras chupaba esa cuca y su trasero estaba levantado y expuesto, sin previo aviso sintió como algo que ya no era un dedo penetro su ano, era una consolador, sabia que no era muy grande, pero aunque ya no sintió dolor, la sensación le disgustaba, así que intento evitarlo, pero su cabeza estaba entre las piernas de una mujer que ya estaba sentada frente a ella y la otra mujer poseía su trasero y su coño, así que no pudo hacer nada y como castigo recibió un par de nalgadas que la obligaron a estar quieta y cuando pensó que ya no podía soportar mas placer el consolador empezó a moverse con fuerza adentro y afuera de su ano, empezó a vibrar y con la vibración vino mas placer, y luego sintió que algo mas grueso penetraba por su coño, este era un consolador realmente grande y como estaba muy excitada entro fácilmente y mientras lo movían sentía que iba a salir por su garganta, sentía que iba a explotar por dentro con todo eso que le habían metido y que le provocaba tanto placer.

Mientras todo eso pasaba, Laura se dio cuenta que entre ellas también se tocaban y se masturbaban, pero ella seguía chupando ese coño y le dijeron que hasta que no lograra un orgasmo no podría levantar la cabeza, así que siguió hasta que la mujer exploto en un gran gemido de placer, así que aquellas dos mujeres intercambiaron de lugar hasta que la otra también logro su orgasmo, para entonces Laura ya no podía mas, había tenido varios orgasmos producidos por los consoladores que tenia en el coño y en el culo.

Cuando ellas ya estuvieron satisfechas entonces la dejaron sola en el centro, mientras ella misma se sacaba los consoladores, desde un extremo de la tarima una de ellas pidió cervezas y le ordeno que se acurrucara y que empezara a sobarse y a masturbarse, así que a pesar de sus recientes orgasmos no tuvo mas remedio que mover sus dedos acariciando sus labios y su clítoris, ellas bebían su cerveza mientras ella introduciendo sus dedos en su coño, empezó a jadear de placer, entonces recibió la orden de levantarse lentamente sin dejar de masturbarse y que se diera la vuelta, pues querían ver su culo y su tetas colgando, cuando estuvo levantada le ordenaron inclinar el tronco y mostrarles su culo y así lo hizo lentamente, casi perdiendo el equilibrio, cuando por fin lo logro, recibió entonces otra orden, con su otra mano debía penetrarse por el ano ella misma, así que con algo de lentitud lubrico su ano con los jugos de su coño que chorreaban a torrentes, introdujo lentamente sus dedos en su ano a la vista de todos pero ya no pudo mas, perdió el equilibrio y cayo sobre la tarima.

Inmediatamente las dos mujeres que la habían comprado se mostraron muy molestas por no haber cumplido esa orden y le informaron que seria castigada, a lo cual la muchedumbre empezó a gritar y a silbar, ellas pidieron a la barra un par de botellas de champaña y sin que Laura estuviera preparada la sometieron entre las dos y le introdujeron las botellas una en su ano y la otra en su vagina, las botellas estaban recién destapadas y Laura sintió como el gas explotaba dentro de ella haciéndole sentir un gran dolor mezclado con placer, era como una eyaculación dentro de ella, sentía que iba a estallar, estaba desconcertada por esa combinación de placer. Las mujeres clavaron su cabeza contra el suave piso de la tarima y levantaron su trasero para que todos vieran las botellas insertadas, a lo cual se escucharon mas gritos y vivas, entonces liberaron las botellas y la presión del gas las expulso mientras en el local gritaba vivas y vitoreaban la faena, inmediatamente empezó a salir el liquido por su ano y su vagína, la sensación era muy relajante y las mujeres empezaron a beber la champaña que emanaba de su coño y su ano.

Cuando hubieron terminado, descansaron unos minutos, las mujeres se pusieron de pie y dejaron a Laura tirada sobre la tarima y cuando hubieron acabado sus bebidas, se vistieron y se fueron, no sin antes entregarla a su novio y agradecer el servicio esperando tener una nueva oportunidad.

El le coloco la capa, la llevo de vuelta a esa habitación donde la desvistieron completamente, la dejaron descansar dentro de una gran tina con agua caliente mientras las bañaban tiernamente.

Cuando terminaron le pusieron su ropa, y salio con su pareja tomada de la mano, como cualquier pareja de novios que están de rumba. No sabia que pensar, la mezcla de sensaciones entre placer, dolor y humillación era extraña, pero sentía una nueva puerta abierta a desconocidos placeres, no estaba segura de si aceptaría repetir una experiencia de estas, lo que si sabia es que por haber accedido a esta noche, como regalo de cumpleaños para su novio, tenia derecho a pedir para su regalo de cumpleaños lo que ella deseara y el no podría negarse y vaya que seria un gran regalo, así que sin cruzar una palabra mientras llegaban a su casa, se dedico a pensar en su próximo cumpleaños.

Return to Dyverso

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 1 guest

cron